Acéptate

Por: Gisela Hengl

Deja de adornarte y acéptate tal como eres, observa tus impulsos de querer salvar, arreglar, cambiar tus experiencias y las de otros, tu intolerancia a lo negativo y tu falta de presencia amorosa a lo que es tal como es.

Cuando miras profundo en tu interior, después de haberte deshecho de tu renuncia a hacerlo, dejas de justificar y racionalizar, ves sin adornar los aspectos tuyos en los que *odias en lugar de amar*, aquellos en los que te defiendes y te cierras, en los que evades en vez de enfrentar, en los que distorsionas la verdad en lugar de estar en la verdad; es entonces cuando logras ver el lugar en el cual creas tu infelicidad y tu frustración.

 

No es la totalidad de lo que tú eres, sino solamente cómo eres ahora. El cambio verdadero implica que aceptes el dolor de tu frustración y de tu infelicidad. No huyas más de la ansiedad momentánea, nuevas experiencias siempre están conectadas con ella, sólo contenla.

La única manera de vivir en la verdad y entrar en un estado de plenitud consciente es aceptarte tal como eres aquí y ahora.