Consciencia plena

Por: Gisela Hengl

Inspirado por los Monjes de Shaolín, y por Jerzy May.

Tu energía vital está en el presente. Cuando tus pensamientos se pierden en el mañana, en el ayer, en el antes y en el después, y no se encuentren en el presente...

Primero no hagas nada, aquiétate donde estás y observa tu respiración. Lentamente, inhala y llena de aire tu vientre y tus pulmones, respirando a través de todo el cuerpo, mantente derecho y no pienses en nada, exhala lentamente, y con atención plena, inhala de nuevo.

 

Toda tu atención está en tu respiración, tu respiración es tu ancla, donde está tu respiración está tu energía y ahí también está tu vida. Si tus pensamientos, tu respiración y tu presencia se unifican, estás contigo, en consciencia plena. Y en este momento único, solo hay la experiencia.

 

Mantente en presencia plena, y no permitas que algo te aleje de ti y de donde realmente está tu VIDA.