Elige por ti

Por: Gisela Hengl

Inspirado en los Monjes de Shaolin; Jerzy May

Si te das cuenta que no vives tu propia vida, Si no la vida de alguien, Detente;  no hagas nada, aquiétate, no pienses,  mantente derecho y observa tu respiración.

Detente donde te encuentras en ese preciso momento, lentamente llena tu vientre, tus pulmones, y todo tu cuerpo con tu respiración;  mantente  derecho y exhala lentamente; repitalo varios veces.

Entiende que nadie puede determinar tu camino, nadie puede hacer eso, solo tú decides seguir a alguien, por eso todo lo que haces o no haces, es tu responsabilidad, a pesar de que alguien más te obliga a algo, al final es tu responsabilidad haberlo permitido, el que alguien te haya obligado.

Al final de tu vida cuando  recuerdas los momentos en los cuales actuaste por obligación en vez de elecion propia, vas a tener que explicarte a ti que todo sucedió así, Y no de otra forma;  Y que no hay nadie ahí para responsabilizarse de lo que TU elegiste.

Nunca es tarde para cambiar, Y en cada segundo de frustración, existe la posibilidad de la liberación en el siguiente momento, Y a cada lágrima le sige una nueva  sonrisa si tú lo permites; la vida es lo que tú haces de ella.

Has la tuya o la de los demás, cuando te das cuenta que no vives tu propia vida, Sino vives tu  vida en función a los demás. Detente no hagas nada; aquiétate, no pienses,  mantente derecho y observa tu respiración. Y elige caminar aquel camino, que a ti te hará libre y feliz.