La felicidad no está en el objeto

Por: Gisela Hengl

Inspirado en Vedanta Advaita.

Te has dado cuenta que aún en los momentos más felices de tu vida, cuando a pesar de que todo fluye maravillosamente bien; tal vez el gran amor que siempre has esperado llegó, o se cierra un negocio (y por fin tienes mayor libertad económica), o alguien o tú mismo se sana de una enfermedad; algo en ti no se atreve a creerlo y te cuestionas: ¿porqué no puedes disfrutar a pesar de que todo va tan bien en tu vida?

¿Te ha pasado?

 

Te invito a investigar el porque cuando todo va bien en tu vida no puedes disfrutarlo y no te puedes relajar.

 

La felicidad y lo que sientes en estos momentos es lo verdadero, es lo esencial en ti, en mi y en todos los seres; somos felicidad ¡Créetelo!

 

Tu falta de Paz en estos momentos se basa en la confusión de pensar que tu felicidad está allí porque se cumplió lo que deseabas. Lo contrario de lo que comúnmente crees, no es el objeto lo que te hace feliz, no estás feliz por el amor que llegó, ni por el negocio que se cerró, ni por la salud que recuperaste, ni por haber alcanzado a mejorarte, ni perfeccionarte. Estás feliz y estás en paz porque en estos momentos, cuando tus deseos se cumplen, tu mente deja de buscar y deja de desear. Experimentas tu Naturaleza Esencial, lo que no es creado.

 

Lo que eres y lo que nunca dejas de ser: TU SER.

 

Cuando te pierdes en los objetos de tus deseos, en lo bueno y malo que está pasando en tu vida, e inocentemente te apegas o te resistes a lo que va y viene: sufres y no puedes disfrutar. Lo incómodo que sientes en estos momentos es correcto, algo en ti lo sabe y te está avisando que te alejaste de lo verdadero en ti.

 

Cuando estás fuera de ti te desconectas de la realidad y experimentas un mundo imaginario creado en tu mente, sigues imágenes mentales a las que tu consciencia se apega y te desconecta de la realidad como es. En estos momentos respondes desde un personaje que responde a la vida desde sus creencias limitadas que se basan en miedo y respondes desde una mente condicionada, finita, limitada; te pierdes en los contenidos.

 

Cuando crees que tu felicidad está en los objetos, te estresas y no disfrutas.

 

En estos momentos te invito: Regresa a ti. Aquiétate, relájate, no te muevas y no pienses. Estate contigo y pregúntate: ¿Quién soy? ¿Soy lo que va y viene, o soy la consciencia que es consciente de lo que va y viene?

 

Mi experiencia y mi respuesta es: Soy consciencia que es consciente de lo que va y viene, no soy lo que va y viene. Soy la Felicidad, Soy la Paz. Soy Conciencia ilimitada. Potencial puro.

 

Soy libre de lo que va y viene. Y descanso en mi Ser.

 

Lo que eres ES y nunca deja de SER.

Y lo que no eres, no es y nunca llega a existir.

 

Te comparto lo que yo tengo que escuchar una y otra vez:

 

¡Despierta a la realidad como es!

 

Descansa en lo que eres nadie te lo puede quitar, ni nadie te lo puede dar.

 

Te amo.