Relaciónate sanamente

Por: Gisela Hengl

Las relaciones auténticas comienzan en el interior, porque la única relación verdadera y real es la relación que tienes contigo mismo. El resto, son meramente reflejos de la relación primordial.

Al aprender a quererte auténticamente a ti mismo, recibes el amor y la valoración que deseas por parte de los demás. Si te comprometes contigo mismo y con la verdad, atraes a personas con el mismo compromiso.

Tus  parejas  o  relaciones  íntimas  son  tus   maestros   y   te   brindan   una   oportunidad para poder aprender cómo acercarte a las partes de ti mismo que no has visto con claridad.

 

La mayoría de las relaciones son de amor y odio. Nadie quiere mostrarse desnudo y con total sinceridad, nadie dejar caer sus barreras. Sin embargo, es necesario para las relaciones sanas.

 

Cuando te atreves abrirte, a ser vulnerable y dejar ir el control, estás sanandote a ti y a tus relaciones.