Sexo, eros y amor

Por: Gisela Hengl

Extracto de Pathwork 

Sin importar tu inclinación sexual, hay tres aspectos que necesitan equilibrarse para alcanzar la forma máxima de desarrollo espiritual & la sexualidad sagrada. Y el Eros es el puente entre el Sexo y el Amor. Es la chispa, la atracción, el interés, el hambre de conocer al otro, la curiosidad de descubrirse mutuamente. Cuando vives en la presencia de tu ser, vives en un constante asombro por la vida.

 

El secreto para mantener al Eros, la magia viva radica en conocerse, cuestionarse y abrirse a ser conocido por el otro tal como eres. El balance entre las tres energías te lleva a la experiencia de la sexualidad sagrada, a la conciencia dichos , a la presencia mas allá de tiempo y espacio a la experiencia de tu ser verdadero, libre de historias. Las Tres posibles combinaciones incompletas:

 

1.Sexo + Amor = Aparece en las relaciones de hábito, compañerismo y acuerdos. Son los típicos matrimonios de largo plazo, en los cuales la relación sexual también pierde su intensidad eventualmente. 2. Sexo + Eros = Aparece en la etapa del enamoramiento fuerte, ambas corrientes de energía se fusionan, convirtiéndose en una sola, y muy poderosa. Es la puerta de entrada para el amor de pareja y su impacto es muy fuerte. Puede incluso volverse adictivo y destructivo. 3. Amor + Eros = Es una combinación poco común y de corta duración, donde Eros tiende a desaparecer y se construye una amistad o amor fraterno.  

 

La combinación de Sexo, Amor y Eros, hacen la unificación perfecta. * Reflexiona, ¿cuál de las tres combinaciones aplica para ti y cuál es el aspecto que necesitas desarrollar para balancear tu relación presente?, ¿qué puedes hacer para desarrollarlo?

 

Sexo: la fuerza creativa (ver también “Adicciones Sexuales”)* Crea la vida. En el ser humano, está representado en la dualidad masculino / femenino.  Es un impulso natural. Está presente en todos los seres vivos. Es egoísta. En el ser humano sano, es dirigido por la fuerza erótica. Está genéticamente “programado” en la personalidad. 

 

Eros: la fuerza del placer. Es una de las fuerzas espirituales más poderosas. El ser humano es el único ser vivo capaz de experimentarlo en la Tierra. Posee un tremendo impacto e impulso. Es el puente entre el sexo y el amor. Tiene duración corta, ya que se disuelve si no lleva al amor. Se confunde con el amor porque marca a la persona de su egoísmo, su encierro, su soledad y su abandono. Se confunde con el instinto sexual por su urgencia. Permite al alma vislumbrar un estado de unión.  Una vez experimentado, es imposible dejar de buscarlo. 

 

Amor: la fuerza de la unión Es la fuerza más poderosa del universo. Es un estado permanente del alma, no va y viene a su antojo, como el eros. En la Tierra, el amor se experimenta de manera imperfecta. Es un sentimiento de unión más allá de la persona. Es personal e impersonal. Se preparan las bases para que el amor se manifieste (purificación y transformación de distorsiones).