Tu asunto

Por: Gisela Hengl

Hay tres tipos de asuntos: los míos, los tuyos y los de la vida (de la realidad, del universo o de un ser superior). Gran parte de la tensión que experimentas proviene de vivir mentalmente fuera de tus propios asuntos. Byron Katie www.the work.com 

Ocuparte mentalmente de los asuntos de otros, te impide estar presente en tus propios asuntos. Te separa de ti mismo y entonces, llega el momento de preguntarte cuál es la razón de que tu vida no funcione. Naturalmente, es porque no la atiendes adecuadamente, en cambio, cuidas o procuras asuntos que no te corresponden.

Detente cuando te des cuenta que estás en asuntos de otros y observa tus impulsos de dar consejos no solicitados, ya sea verbalmente o en silencio. Estos consejos inviértelos en ti mismo y experimenta un empoderamiento importante.

 

Este cambio te permite descubrir que en realidad poco has estado presente y que has pasado mucho tiempo viviendo mentalmente en los asuntos de otras personas. Es hora de volver a ti.